Visita del Templo de los monos en Katmandú

El templo de los monos, una de las visitas imprescindibles en Katmandú

La visita del templo de los monos en Katmandu o Templo de Swayambhunath es una de las más populares de la ciudad. Este es un recinto situado en una colina elevada, con vistas de al Valle de Katmandu.

Se trata de uno de los centros de oración más antiguos de la ciudad (se habla de que hace más de 2.000 años, ya venía gente de peregrinación a este lugar). En el recinto se encuentra una estupa y un monasterio tibetano, un templo hindú, varios pequeños santuarios, un museo y una biblioteca (más recientes).

Se puede acceder a este templo de dos maneras;

1. subiendo 365 escalones, entre coloridas estatuas de budas y monos inmersas en la frondosa selva, ó

2. cómodamente, en coche, hasta prácticamente la entrada del recinto.

Este centro forma parte del Patrimonio de la Humanidad UNESCO. Aquí se venera tanto a Buda como a los dioses hindúes. El sincretismo religioso en este lugar, y en general en todo Nepal, es fantástico. En un mismo templo se adora a Buda y a un dios hindú, sin ningún problema.

escaleras-templo-monos-katmandu
Escaleras para llegar al templo de Swayambunath
templo-monos-katmandu-estupas-pequeñas
Gran Estupa y estupas ceremoniales

Hay varios elementos que destacan en el recinto de Swayambhunath;

La gran estupa; Aquí todo gira en torno a esta preciosa y blanca estupa. Los peregrinos deambulan y van haciendo rodar los molinillos de oración, haciendo ofrendas en forma de velas y flores en las pequeñas capillas, repitiendo sin cesar los mantras sagrados.

Por encima de la estupa (que simboliza el Universo), se eleva un cajón dorado con los ojos de Buda, que todo lo ven, en sus cuatro costados, y un pináculo con 13 estratos, que simbolizan los 13 pasos que se han de dar para alcanzar el Nirvana. La estupa es un Universo en miniatura, todos los elementos simbolizan algo; el agua, la tierra, la unidad…

El templo de los monos es uno de los principales templos que no puedes perderte si vas a viajar a katmandú.

stupa-templo-monos-katmandu
Los ojos de Buda en la gran estupa
molinillos-templo-monos-katmandu
Molinillos de oración tibetanos
templo-monos-katmandu-peregrinos
Peregrinos haciendo ofrendas
templo-monos-katmandu-diosa-hindu
Diosa Havati, protectora de los niños

En este recinto encontramos un templo hindú en forma de pagoda dedicado a la diosa Havarti, protectora de los niños.

Otra de las zonas más bonitas del recinto es una zona con muchas estupas pequeñas ceremoniales de piedra. El efecto que hacen todas estas pagodas juntas es muy bonito. Este templo lo recuerdo como uno de los sitios interesantes que visitar en Katmandú.

Pequeñas estupas ceremoniales

Cuenta la leyenda que antiguamente en esta colina donde hoy se encuentra el templo de Swayambhunath, vivían los dioses, con vistas al lago más bello del Universo. Cuando éste se secó, apareció el Valle de Katmandú.

Los monos deambulan por el recinto a sus anchas, comiéndose las ofrendas que dejan los oradores. Nadie les dice nada, son un elemento más del templo. Todos los animales son sagrados para los hindús, así que no se les puede molestar. No son agresivos, pero no dejan de ser animales salvajes y es mejor mantener una distancia prudencial con ellos, por si las moscas…

templo-monos-dorje
El gran "dorje"
templo-de-los-monos-katmandu
Macacos deambulando por el recinto del templo

La cantidad de banderitas de oración tibetanas que hay por aquí es espectacular, parece una feria o una fiesta mayor. La verdad es que da un colorido a todo esto fantástico. Y el gran “dorje” dorado. Este es un símbolo tibetano que representa al trueno, la masculinidad y el poder.

Este recinto de Swayambhunath está situado en pleno Valle de Katmandú, sobre una colina con vistas fantásticas. Uno de los mejores momentos para visitar este recinto es al atardecer, con la puesta de sol… es un momento mágico que aporta, aún más, misticismo al lugar.