Qué ver en Katmandú en 3 días

Nuestra extensión a Katmandú era de tan solo 3 días. Si lo hubiera sabido, hubiera añadido 1 ó 2 días más para poder disfrutar de esta ciudad tan bonita (a pesar de la suciedad y el caos) e interesante. No pretendíamos visitar nada más de Nepal, nos conformábamos, por el momento, con conocer la capital. Ya habría ocasión para hacer en un futuro próximo un viaje completo por Nepal, incluyendo algún trekking interesante.

Estos son los 10 atractivos principales de Katmandú:

1. Templo de Swayambunath ó templo de los monos, uno de los principales lugares que visitar en Katmandú

katmandu-templo-monos
Las banderolas de oración nepalís están por todas partes

Se trata de uno de los principales templos de Katmandú. Situado sobre una colina que domina todo el valle de Katmandú, es conocido también como «templo de los monos» porque está lleno de macacos, que se pasean por entre los visitantes y se alimentan de las ofrendas que la gente deposita en los templos. Como muchos de los templos de Katmandú, aquí podréis ver un sincretismo religioso fascinante… las creencias budistas se mezclan con las hindúes de forma natural.

Podeis ver en este artículo como nos fue la visita del Templo de Swayambunath en Katmandú.

2. Plaza Durbar o Basantapur, una de las mejores cosas que ver en Katmandú

que-ver-katmandu-plaza-durbar
Foto de la plaza Durbar de Katmandú pre.terremoto 2015, ahora están todos los templos con andamios...

Catalogado como Patrimonio de la Humanidad UNESCO, la plaza Durbar de Katmandú se encuentra entre los conjuntos urbanos más exquisitos del mundo. Después de haber sido un centro de poder real y religioso durante más de mil años, la mayoría de sus múltiples edificios sagrados y profanos se crearon, en su forma actual, durante el período de mayor prosperidad de Patan, bajo los tres reyes sucesivos del siglo XVII, Siddhi Narasingh, Shri NIwas y Yog Narendra.

Para mi, la visita de la Plaza Durbar fue una de las mejores cosas de nuestro viaje a Katmandú.

3. Palacio Real de Katmandú, uno de los principales monumentos que visitar en Katmandú

viajar-a-katmandu-palacio-real
Mi amigo, el de la bandera nepalí, a la entrada del Palacio Real de Katmandú.

Seguidamente visitamos el Palacio Real de Katmandú, de las dinastías Malla y Shah, también muy afectado por el terremoto. Entramos por la puerta dorada, custodiada por un par de leones de piedra, que se sitúa al lado de la estatua de Hanuman (el dios mono). Ahí, uno de los vigilantes me puso un sombrerito nepalí y me dejó ondear la bandera del Nepal, muy bonita, por cierto. Creo que es la única que no tiene forma rectangular en todo el mundo…

 Ya dentro del Palacio, todo el patio interior está apuntalado con andamios. Pudimos dar una vuelta por allí, todos los tejados estaban llenos de monos…

4. Palacio de la Diosa Kumari, un lugar interesante y curioso que ver en Katmandú

lo-mejor-de-katmandu-palacio-diosa-kumari
Por esas ventanas, de vez en cuando sale la Diosa Kumari a saludar, nosotros no la vimos...

Cerca del Palacio Real encontramos el Palacio de la Diosa Kumari. Es un lugar especial, no es un palacio, es como una casa (desde fuera no se ve nada). Cuando entras apareces en un patio interior con un pequeño altar humeante en el centro. Las paredes del patio están llenas de ventanas y balcones de madera oscura ricamente decorados.

En este palacio vive la diosa viviente Kumari. En Nepal, durante siglos, los hindúes y budistas de todo el valle de Katmandú han adorado a estas jóvenes a las que creen poseídas por la diosa hindú Taleju. Son niñas cuidadosamente seleccionadas, que han de cumplir una serie de requisitos físicos y psicológicos. Para que una niña se convierta en diosa necesita ser perfecta y tener un corazón y un alma puros.

que-ver-katmandu-templo-diosa-kumari
Patio interior del Palacio de la Diosa Kumari
viaje-a-katmandu-diosa-kumari
Fachada apuntalada. Todo se movió en 2015...

El reinado de estas diosas se termina cuando tienen la primera menstruación. Entonces son sustituidas por la siguiente niña escogida.

Ser una kumari no es tarea fácil, no pueden salir de casa, ni ir a la escuela. Se dedican a bendecir a los visitantes. Se pueden ver, a todas horas del día, gente esperando a que la diosa kumari de turno se asome por el balcón y salude al personal. No se ve cada día una diosa viviente… nosotros estuvimos un rato allí, pero no tuvimos la suerte de verla.

Este pequeño templo es, sin duda, una de las cosas más increíbles que ver en Katmandú.

5. Templo Dorado o Hiranya Varna Mahavihar, uno de los templos más auténticos que ver en Katmandú

que-ver-katmandu-templo-dorado
En el Templo Dorado, con elementos budistas e hindúes, todo mezclado.

Finalmente visitamos el templo dorado, se trata de una pequeña joya escondida entre las callejuelas, no muy lejos de la plaza Durbar, pero si, fuera de los circuitos turísticos. Se entra al recinto por una puerta custodiada por dos leones mitológicos, donde está el templo de Ratna Chaitya, que se levanta en tres alturas, basta con alzar la vista para saber porque se le conoce con el nombre de Templo Dorado.

En este pequeño templo, como ocurre a menudo en Nepal, se venera tanto a Buda como a diversos dioses hindúes. Así, aquí encontraremos a la representación nepalí más celestial del Buda, conocido como Shree Guru Vairasattva, pero también a la figura hindú de ocho brazos que representa a Shree Amoghapasha Lokeswara.

El templo se ve vivo, con ofrendas frescas y velas humeantes. Muy erosionado ya por su antigüedad (siglo VII), infunde un profundo respeto y un misticismo fantásticos.

viajar-a-katmandu-templo-dorado
Templo Dorado de Katmandú
viaje-a-katmandu-templo-dorado
Interior del Templo Dorado con ofrendas

6. Sobrevuelo en avioneta del Himalaya y avistamiento del Everest desde Katmandú, una actividad inolvidable que hacer en Katmandú

Esta era una de las actividades que más ilusión tenía de hacer en este viaje a Katmandú. Había estado estudiando las posibilidades para ver los Himalayas y el Everest desde Katmandú, en una excursión corta, y solo existen 2 opciones;

  1. Vuelo en avioneta hasta Luckla y desde allí un helicóptero al Campamento base del Everest. Una opción increíble, pero demasiado cara…
  2. Vuelo en avioneta por el Himalaya con salida y regreso desde Katmandú. Esta es la opción que escogimos. Es más económica y es una actividad de poco más de hora y media.

A mi edad, ya he renunciado a ascender el Everest, el pico más alto de nuestro planeta (8848 msnm). Eso, a pesar de que actualmente parece que lo pueda hacer cualquiera que esté un poco preparado, es un objetivo solo alcanzable por gente fuera de serie. Super deportistas serios, que saben a lo que exponen.

El Everest no es solo una montaña de la máxima exigencia técnica, sino que es super peligrosa por la meteorología. A todo eso se le añade la dificultad de la altura, dicen que, a partir de los 7000 msnm, nuestro cuerpo se muere, a esa altitud no existen las condiciones físicas que necesitan los pulmones o el corazón para que funcionen correctamente, así que la tarea es extremadamente compleja.

Mi única opción, para poder tener una experiencia Everest, es verlo desde cerca desde un avión despresurizado, con eso ya me conformo.

7. Estupa de Boudhanath, una de las visitas más populares que hacer en Katmandú

que-ver-katmandu-estupa-boudhanath
Espectacular la pagoda de Boudhanath y todo su barrio, que gira en torno a ella.

Este es uno de los lugares más especiales de Katmandú, en realidad, de Boudha, un barrio a unos 10 km del centro de la capital. Es uno de los recintos sagrados budistas más importantes de Nepal, se trata de la “gran estupa” (Chorten Chempo, como la conocen los locales).

Este lugar estaba en la ruta comercial entre el Tibet y Katmandú e históricamente había una gran relación entre ambos pueblos, así que cuando China invadió el Tibet en 1959, muchos tibetanos se refugiaron aquí, en Boudha, donde han creado más de 50 pequeños monasterios (gompas) en torno a la gran estupa.

En este artículo puedes ver como fue nuestra experiencia visitando el barrio de Boudhanath, nos encantó!

8. Pashupatinath, para mi, uno de los lugares indispensables que ver en Katmandú

katmandu-visitas-imprescindibles
Ghat en Pashupatinah, un lugar estremecedor. Es el equivalente a Varanasi de los indios.

Esta es, sin duda, la visita más impactante de Katmandú, pero también una visita indispensable para entender un poco la filosofía de vida nepalí y su cultura.

Pashupatinath es el equivalente a Varanasi para los indios. Un lugar sagrado donde despedir a sus seres queridos. Un lugar lleno de mística, emoción y reflexión. Este complejo de templos y las prácticas que se llevan a cabo aquí, es, sin duda, la esencia de Nepal y uno de los lugares más importantes que visitar en Katmandú.

En este artículo podréis ver como fue nuestra visita por Pashupatinath.

Excursión a Bhaktapur desde Katmandú

Para finalizar nuestro programa en Nepal, hicimos una excursión a Bhaktapur. Esta es una población del Valle de Katmandú situada a unos 13 km de Katmandú, aunque no te das cuenta de que sales de una ciudad y entras en otra…

Es una ciudad más ordenada y menos caótica que Katmandú. Aquí no hay tantos coches y se respira mejor que en la ciudad vecina. Baktaphur fue entre los siglos XIV y XVI, capital del valle de Katmandú, y conserva edificaciones impresionantes de aquella época.

Estos son los puntos fundamentales que no te puedes perder cuando visites Bhaktapur;

9. Plaza Durbar de Bhaktapur, sin duda, una de las visitas más interesantes que hacer desde Katmandú

que-ver-katmandu-bhaktapur
Plaza Durbar en Bhaktapur, a las afueras de Katmandú

Esta es la plaza principal de Bhaktapur, una plaza rodeada de monumentos, mires por donde mires. A un lado se encuentra el “Palacio de las 55 ventanas”, un edificio de ladrillo rectangular espectacular, lleno de ventanas de madera ricamente labradas, todas ellas con celosías. Este palacio fue sede de la realeza nepalí hasta 1769. Hoy en día alberga la Galería Nacional de Arte.

Justo al lado de este palacio está la Puerta Dorada, que es la puerta de entrada al recinto del Templo de Taleju. Fuertemente custodiado por varios militares, esta puerta decorada con iconografía metálica hindú y bañada en dorado, resulta impactante. Digna de un cuento de las mil y una noches.

Pagoda en plaza Durbar de Bhaktapur
que-ver-katmandu-bakthapur
Puerta Dorada en plaza Durbar de Bhaktapur

En esta plaza se encuentra, también, la Gran Campana, construida por el último rey Malla de Bhaktapur, Ranajir Malla en el siglo XVIII. Fue construida para homenajear a la diosa Taleju y se utilizaba para avisar a la población cuando se iban a celebrar reuniones.

katmandu-excursion-bakthapur
Palacio de las 55 ventanas
viajar-a-katmandu
Estudiantes nepalís volviendo a casa

Alrededor de la plaza hay muchos otros pequeños templos hindúes; el templo de Chyasin Mandap, el templo de Siddhi Laxmi, el templo de Shiva (Fasi-dega), el templo de Vatsala, el templo de Bhandarkhal, el templo de Chatu Brahma Mahavihar, el templo de Indrayani, el templo de Balakhu Ganesh, el templo de Tripura-sundari y el de Char Dham. Como veis, es un punto importante de la ciudad…

10. Plaza Taumadhi, un lugar interesante que ver en Katmandú

katmandu-visitas-plaza-taumadi
Plaza Taumadhi en Bhaktapur, un lugar extraordinario, de película...

Esta es, para mi, la plaza más espectacular de la ciudad. Al llegar te encuentras con la pagoda Nyatapola, la más alta de Nepal, con 5 pisos y unas escaleras casi verticales espectaculares. Esta pagoda está dedicada a la diosa Lakshmi y fue construida en el 1702. No sufrió grandes daños en el terremoto del 2015 y aún hoy se puede visitar ascendiendo la escalinata hasta el templo, allá en lo alto.

viajar-a-katmandu-pagoda-nyathapola
Pagoda de Nyatapola, la más alta de Nepal
excursion-bhaktapur-plaza-taumadhi
Detalles de la pagoda de Nyatapola

La escalinata, que es casi tan espectacular como la pagoda, está custodiada por enormes estatuas de casi 2 metros de piedra. Encontrareis a 2 figuras humanas que representan a las 2 mujeres de Rajput, Jaimal y Pata. Un par de elefantes, un par de leones, un par de grifos mitológicos y un par de diosas tántricas, Singhini y Toyahagrini.

katmandu-plaza-taumadhi
Plaza Taumadhi en Bhaktapur
que-ver-bhaktapur-pagoda-nyathapola
Escalinata con estatuas preciosas a la pagoda de Nyatapola

Desde lo alto se obtienen unas buenas vistas de la plaza y al fondo de las montañas. Estuvimos un rato allí contemplando el ambiente. Finalizada la visita, fuimos a comer a un restaurante situado en la misma plaza, es un edificio en forma de pagoda, con unas vistas directas a esta pagoda de Nyatapola espectaculares. Comimos gyozas de carne, una de las comidas típicas de Katmandú.

En la plaza también se encuentra el templo de Bhairava, un edificio en forma de pagoda con 3 niveles. Muy bonito y grande. Este templo está dedicado a Bhairav, una representación terrorífica de Shiva.

Justo al lado de la Plaza Taumadhi encontraremos la plaza de la cerámica o Pottery Square. Podréis ver extendido por el suelo, todas las vasijas secándose al sol. También los diferentes hornos donde se cuecen las piezas y las tiendas donde se venden las cerámicas. Pasear por aquí es como hacer un viaje a la Edad Media, este es un auténtico barrio gremial dedicado a la cerámica artesanal. Allí todo el mundo vive de este oficio y se trabaja de forma totalmente artesanal. Estuvimos dando una vuelta por allí, fue muy agradable.

Vasijas secandose al sol
bhaktapur-barrio-gremios
Barrio gremial en Bhaktapur

Finalmente nos perdimos por las callejuelas y visitamos varios templos hindús. Nos resultó graciosa la explicación de que todo el mundo que llega a rezar a cualquier templo, tiene que hacer sonar la campanilla que hay a la entrada de estos, como avisando al dios de que hay alguien y que le tiene que atender, o como despertando a la divinidad de turno de su siesta para atender a los fieles…

Entramos también en una tiendecita que anunciaba masajes con vasos tántricos. A mi mujer le gustan mucho todo este tipo de masajes y tratamientos, y aceptó la prueba que le ofreció el muchacho de la tienda. Pili se sentó en una silla y el chico fue golpeando el aparato para que vibrase y transmitiese sus propiedades en la zona afectada del cuerpo. Parece que este sistema milenario es bastante efectivo, mi mujer lo puede certificar.