Que ver en Uganda en 10 días

Qué hacer y que ver en Uganda en 10 días

Uganda, también conocida como “la perla de África”, es uno de los destinos africanos más recomendables para hacer un safari fotográfico. Quizás no tenga la enorme concentración de grandes mamíferos que encontramos en Kenia o Tanzania, pero Uganda es uno de los pocos destinos donde podréis ver los “7 Grandes”, además de los clásicos; elefante, león, leopardo, búfalo y rinoceronte, aquí se añaden las 2 especies de primates más espectaculares que habitan en sus parques nacionales, los gorilas de montaña y los chimpancés.

Sin duda, los grandes primates son una de las razones más poderosas para viajar a la Perla de África y una de las mejores cosas que ver en Uganda. Solo en Bwindi Impenetrable Forest y el Parque Nacional Mgahinga habitan más de la mitad de los gorilas de montaña vivos que existen en nuestro planeta. Los demás se encuentran en el Parque Nacional de los Volcanes (en Ruanda) y el Parque Nacional de Virunga (en Congo).

En cuanto a los chimpancés, se pueden ver en varios espacios protegidos de Uganda; en el Parque Nacional de Kibali, en el Bosque de Budongo (Parque Nacional Murchison Falls), en la Garganta de Kyambura y el Bosque de Maramagambo (Parque Nacional Queen Elizabeth), etc.

Pero además de gorilas de montaña y chimpancés, en Uganda habitan multitud de especies de primates; gálagos, silver monkey, golden monkey, cercopitecos, mangabey, babuinos, colobos, etc. Este destino es un auténtico santuario de primates.

Dicen los antropólogos que fue por aquí, en el valle del Rift, donde se separó la línea evolutiva del Hombre, de la de las otras especies de primates actuales.

En Uganda encontramos también varios espectáculos naturales como son las Cataratas Murchison, un lugar por donde el inmenso caudal del Nilo Blanco pasa por un estrecho de 6 metros de ancho… formando una catarata poderosísima. El propio Nilo Blanco y su delta, que por aquí se presenta salvaje y lleno de fauna. El Lago Victoria, donde se pueden ver las míticas fuentes del Nilo (en Jinja) descubiertas por el explorador británico Speke. Las montañas de la Luna (Montes Rwenzori) ya descritas en la antigüedad por Ptolomeo, etc. Todos estos elementos hacen de Uganda, un destino lleno de atractivos legendarios que conocer.

Maravillado con el arco iris que provoca las Cataratas Murchison

Otro de los encantos que ver en Uganda es la explosión de vida que hay por todas partes, se puede apreciar cuando viajas de un parque a otro, sobre todo en los bordes de la carretera. Estas están llenas de niños, pequeños comercios, animales, etc. La mayor parte del itinerario clásico transcurre por zonas rurales, regiones exuberantes de naturaleza e intensos colores verdes y arcillosos. En Uganda puedes contemplar la imagen prototipo que todos tenemos en mente del continente africano.

Uganda es un viaje caro. Hay poca infraestructura y la que se encuentra en condiciones es muy cara. Además, las tasas de conservación de los parques son muy elevadas, sobre todo las de los gorilas de montaña (600 USD$ por persona). Es un viaje recomendado para aquellos que ya hayan hecho alguna vez un safari fotográfico y quieran profundizar un poco más en África. Yo no recomendaría Uganda como primer destino de safari.

Nosotros viajamos a Uganda en abril del 2021, en plena pandemia. Fuimos un grupo formado por 3 vehículos LandCruiser 4×4. Nuestro conductor era David, un chico joven (22 años) muy buen conductor y muy listo. Nos acompañó durante todo el viaje Lili, una preciosa guía de origen nilótico con la que hicimos buenas migas y con la que aún estamos en contacto. Era joven, no conseguimos que nos dijera su edad, pero rondaría los 22 años. Su castellano era correcto, estaba aprendiendo, pero sabía mucho sobre fauna y sobre todo de aves. Tenía mucho interés en aprender y en progresar. Estaba yendo a la Universidad y tenía claro que se quería dedicar al mundo de los safaris.

También nos acompañaron Toni y Pep, dos personajes fantásticos con los que tuvimos oportunidad de hablar mucho sobre viajes y que nos transmitieron su pasión y amor por África.

Este viaje formó, para nosotros, parte de la celebración del 50 aniversario de mi hermano Alex. Viajamos, su mujer, Ana, Kike, Toni y yo.

A continuación, os relato que ver en Uganda en 10 días.

Alex, Kike, David, Toni, Ana y Lili. Arriba, montado en la rueda, el autor, Max.

Día 1. Vuelo internacional y llegada a Entebbe

El aeropuerto internacional de entrada a Uganda es EBB y se encuentra en Entebbe, a 50 km (1 hora) de Kampala, la capital.

Los vuelos desde España suelen llegar de madrugada a Entebbe. No hay vuelos directos, así que se ha de hacer una escala en medio; Estambul, Doha, Dubai o Bruselas, según la compañía con la que vueles.

Nosotros volamos con Turkish Airlines e hicimos una escala de 3 horas en Estambul. Por cierto, impresionante el aeropuerto nuevo de esta ciudad… nos quedamos boquiabiertos de lo moderno y enorme que es…

Pero también hicimos una escala técnica sin bajar del avión en Kigali (Ruanda). Esta parada fue de 1 hora aprox. pero se nos hizo eterna…

El total de horas de vuelo desde España a Uganda está entre 14 y 16 horas contando la escala que se haga en medio.

Día 2. Entebbe

viaje-uganda-cayuco
Ugandeses descansando en el mercado de Kayseri, a las afueras de Entebbe

Entebbe es una ciudad que se encuentra a orillas del Lago Victoria. Es una ciudad agradable y mucho más tranquila que la caótica Kampala, la capital, pero no deja de tener 2 millones de habitantes y durante el día, dobla su población de gente que viene a trabajar.

Es habitual quedarse a dormir en Entebbe la primera o la última noche del viaje.

Entebbe fue la capital administrativa del protectorado británico desde finales del siglo XIX hasta la independencia (1962). Actualmente es la residencia favorita del presidente Yoweri Museveni, que se mantiene en el poder desde 1986.

No hay muchas cosas que ver en Entebbe, pero si tienes tiempo y quieres empezar de una forma relajada tu viaje por Uganda, puedes visitar varias cosas interesantes.

Guía de viaje a Uganda

Amplía aquí la información para tu safari por Uganda

Día 3. Entebbe – Kampala - Santuario de rinocerontes de Ziwa – Masindi -
PN Murchinson Falls

Si vuestro viaje por Uganda empieza por los parques del norte, lo más seguro es que hagas una parada en el Santuario de rinocerontes de Ziwa. Es una parada estratégica a medio camino del Parque Nacional Murchison Falls.

Nos sorprendió la carretera que han construido recientemente entre Entebbe y Kampala, unos 50 km de autopista muy moderna, una especie de corredor entre ambas ciudades. Eso sí, cuando se terminó y entramos en el área metropolitana de Kampala alucinamos con los atascos de coches y sobre todo motos (chinas), aquello era un enjambre impresionante, un caos cotidiano insufrible… los bordes de la carretera estaban atestados de pequeños comercios, por llamarlos de alguna manera, donde se vende de todo, desde frutas y verduras a piedras para construir alguna edificación. Kampala quedaba a un lado, la verdad es que no nos dieron muchas ganas de entrar a visitar aquella población.

La carretera que sigue al norte está sorprendentemente bien, es ancha y muy bien asfaltada. Parece ser que los chinos están invirtiendo mucho en infraestructuras para recibir a cambio concesiones en la explotación de materias primas, entre ellas, petróleo. 

Tráfico terrible al pasar por Kampala

Ziwa es el único espacio protegido donde podréis ver rinocerontes en Uganda. Este santuario fue creado en 1997 para “resucitar” esta especie en los parques nacionales de este país.

Durante las dictaduras de Obote e Idi Amin Dada, entre los años 60 y 80, la caza furtiva en Uganda estaba descontrolada y llegó a exterminar especies como la del rinoceronte cuyos cuernos están muy valorados en Asia por sus supuestas propiedades afrodisiacas.

Con el fin de recuperar al rinoceronte blanco, la ONG Rhino Fund Uganda consiguió una concesión de 7.000 hectáreas de sabana boscosa e introdujo, allá por el 2005, a 6 rinocerontes provenientes de Kenia y del parque de Disney Animal Kingdom en Estados Unidos.

La idea era hacer criar a estos rinocerontes y reintroducirlos en los parques nacionales del país. En 2009 nació el primer ejemplar en Ziwa, que supuso el primer nacimiento de un rinoceronte en Uganda después de 30 años de ostracismo para esta especie. A esta cría macho la llamaron “Obama” ya que su madre es de Estados Unidos y su padre de Kenia.

Hoy en día habitan este santuario 22 rinocerontes blancos. Todavía no se ha reintroducido ninguno en los parques nacionales.

Dicen las malas lenguas que este santuario se ha convertido en un negocio lucrativo por donde pasan muchos turistas y que la idea original de distribuir ejemplares por los parques ugandeses se ha olvidado, por el momento…

Continuamos ruta hacia el parque nacional Murchison Falls. Hicimos una parada en el camino para comer en Masindi. Esta fue una población importante durante la primera mitad del siglo XX ya que se encuentra cerca del puerto de Butiaba en el Lago Alberto. Por aquí circulaban mercancías hacia el Este de África y prosperó gracias a eso. Hoy en día es una ciudad adormecida pues las rutas comerciales ya no pasan por aquí. Sin embargo, conserva un hotel mítico, el Hotel Masindi, donde se alojaron estrellas de Hollywood de los años 50; Humphrey Bogard y Katherine Hepburn, que estaban rodando escenas de la mítica película “La reina de África”. También se alojó Ernest Hemingway, durante alguna de sus cacerías. El hotel conserva todo el encanto colonial y es lugar de culto para los mitómanos.

Porche del mítico Hotel Masindi

¿Cómo fue nuestra experiencia por el Santuario de Rinocerontes de Ziwa?

safari-uganda-ziwa-charca-seca
Impresionante tamaño de las huellas del rinoceronte

El gran atractivo de este santuario es que se pueden hacer safaris a pie para ver los rinocerontes. Esta actividad es muy emocionante porque los guías te acercan a escasos metros de estas bestias prehistóricas. Los rinocerontes son una especie pacífica, pero son animales salvajes y eso significa que pueden enfurecerse por motivos de protección de su espacio o simplemente para que no sean molestados. Y una carga de un rinoceronte es, literalmente, mortal…

Parece ser que aquí, los rinocerontes son pacíficos y están acostumbrados a la presencia humana, así que la actividad se supone que es de poco riesgo. Aun así, los guías te dan muchas recomendaciones y protocolos de actuación por si las moscas…

Nosotros estuvimos caminando, bajo un sol abrasador, por una tierra seca (hacía días que no llovía) llena de enormes huellas de rinoceronte. En aproximadamente 1 hora avistamos los primeros (y únicos) ejemplares de rinoceronte. Estaban descansando bajo unos matorrales, pudimos distinguir varios adultos y un rinoceronte pequeño.

safari-uganda-ziwa-rhino-rinocerontes
Rinoceronte hembra y pequeño descansando en Ziwa Rhino Sanctuary

No se movieron en todo el rato que estuvimos allí. Tratamos de acercarnos lo máximo a ellos y buscar varias perspectivas para tomar buenas fotos, pero ellos permanecieron impertérritos.

En algún momento levantaron la cabeza y se movieron ligeramente, cosa que nos excitó y nos asustó un poco, pero fueron falsas alarmas.

El guía nos dijo que teníamos que dejarles en paz y que debíamos volver a nuestros vehículos. De regreso vimos una charca seca de barro grisoso donde había rastros de rinocerontes. Parece ser que utilizan estas charcas para embadurnarse de barro y desparasitarse.

También es posible hacer safaris a pie nocturnos en Ziwa y otras actividades (paseos en canoa, birdwatching, etc.)

viaje-uganda-ziwa-rhino
viaje-uganda-ziwa-rino-estirado

¿Vale la pena visitar el Santuario de rinocerontes de Ziwa?

Sí, siempre es recomendable visitar este santuario, aunque el avistamiento sea “light”, como lo fue en nuestro caso, no tendréis oportunidad de ver un rinoceronte en ningún otro lugar de Uganda.

Mucha gente se encuentra a los rinocerontes de pie, caminando muy cerca de ellos, y la experiencia es muy emocionante. Cada safari es diferente y pueden verse escenas de todo tipo.

Además, y esto es un poco “frívolo”, pero si no ves a los rinocerontes en Ziwa, no podrás decir que has visto los 5 grandes (los 7 grandes si cuentas con los gorilas y los chimpancés) en Uganda.

Seguro para viajar a Uganda

Después de vivir una pandemia, no querrás viajar sin seguro, especialmente a un país africano. Aunque Uganda es de los países más seguros en África, las enfermedades tropicales, los incidentes en las carreteras bastante mediocres siempre suponen un cierto riesgo y esencial estar protegidos por un buen seguro de viaje. Nosotros siempre viajamos asegurados por IATI que ofrece una gran variedad de seguros que se adaptan a tu tipo de viaje. Haciendo clic en el banner de abajo podrás contratar tu seguro de viaje y tendrás un 5% de descuento especial por ser lector de Ciendestinos.com

Día 4. Parque Nacional Murchison Falls, una de las mejores cosas que ver en Uganda

safari-uganda-entrada-murchison
Entrada del Parque Nacional Murchison Falls

Murchison Falls es el parque nacional más grande y uno de los más recomendables que ver en Uganda. En 1926 fue clasificado como reserva de caza y en 1952 se declaró parque nacional.

Este inmenso espacio natural ha sufrido en los últimos 50 años una inmensa presión por parte de los cazadores furtivos y hoy en día por el turismo y las empresas petroleras.

En Murchison habitan cantidad de especies animales; elefantes, jirafas, leones, leopardos, multitud de antílopes y aves, hipopótamos, cocodrilos, etc. Extrañamente no se ven cebras y tampoco se encuentran guepardos. Estas especies han desaparecido de los parques nacionales de Uganda. El único parque ugandés donde se pueden ver cebras es en el Lago Mburo.

safari-uganda-murchison-atardecer
Safari al atardecer en Murchison Falls

El río Nilo deja atrás el Lago Victoria en la ciudad de Jinja, a la altura de la presa Owen. En este tramo hasta que llega al lago Alberto se le conoce como Nilo Victoria, un tramo de 350 km de distancia en el que destacan los rápidos de Karuma y las cataratas de Murchison, una de las más impresionantes de Africa, por donde se canaliza todo el caudal del Nilo en un estrecho de unos 6 metros de ancho. El espectáculo es fantástico y una de las cosas más espectaculares que ver en Uganda.

El Nilo Victoria recorre parte del parque nacional y en sus riberas se pueden avistar muchas especies salvajes; hipopótamos, cocodrilos, elefantes, toda clase de aves, etc. El Delta que se forma al llegar al lago Alberto es también un área fantástica para el avistamiento de fauna. Una de las mejores actividades en este parque nacional son los safaris en barca por el Nilo.

A partir del Lago Alberto, al curso del río se le conoce como Nilo Alberto y sigue su curso hacia el Mediterráneo a través de Sudán del Sur, Sudán y Egipto.

¿Quieres saber como fue nuestro safari por el Parque Nacional Murchison Falls?

El parque nacional donde verás más animales durante tu viaje por Uganda

Día 5. PN Murchison Falls - Hoima – Fort Portal – PN Kibale

El trayecto entre el Parque Nacional Murchison Falls y el Parque Nacional Kibale transcurre paralelo al Lago Alberto (Lake Albert). Este enorme lago de 5.300 km2 (séptimo más grande de África) es uno de los que conforman la gran falla del Rift Valley y constituye, de manera natural, la frontera entre Uganda y el Congo (antiguo Zaire). Durante gran parte del trayecto se pueden ver, a lo lejos, las Blue Mountains, que pertenecen al Congo.

Es junto al Lago Eduardo (Lake Edward), el Lago Jorge (Lake George) y el Lago Victoria (Lake Victoria), lagos que recibieron nombres de la familia real británica por parte de los exploradores ingleses de mediados y finales del siglo XIX.

Hoima es una ciudad con poco interés turístico, pero es la capital del reino de Bunyoro-Kitara, uno de los más poderosos de África Central y Oriental desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, cuando la colonización cambio todo el equilibrio de poderes de la región. Hoy en día, aún existe la dinastía real bunyoro y mucha gente les profiere lealtad, pero sus poderes son muy limitados. En Hoima se encuentra el palacio Karuziika del rey (omukama) de Bunyoro. Y las tumbas reales de Mparo.

Fort Portal es una de las ciudades más agradables de Uganda. Esta bonita ciudad es la puerta de entrada a la selva de Kibale, a la región de los lagos de cráter y las laderas septentrionales de las montañas Ruwenzori, así que es un punto estratégico que ha crecido en las últimas décadas con el auge del turismo.

Fort Portal es también capital del reino de Toro, rivales históricos de los Bunyoro. Aquí se encuentra el palacio del rey de Toro.

Otro de los atractivos que se pueden observar durante este trayecto es la falla del Rift Valley que divide el continente africano. Es posible apreciar perfectamente la depresión que forma esta falla desde muchos puntos de la carretera. Si podéis observarlo desde algún punto elevado, mucho mejor.

Los científicos cuentan que aquí, hace millones de años, tuvo lugar un acontecimiento que transformó la vida en la tierra. El antepasado común de todos los primates habitaba esta región y en algún momento de la Historia, el grupo de primates se dividió; unos se fueron a un aparte del río y otros a la otra. Las diferentes características geográficas de cada parte del río hicieron que los grupos evolucionasen de manera diferente, con el paso del tiempo, los grupos se convirtieron en especies diferentes; Hombres, gorilas, chimpancés, cercopitecos, etc.

viaje-uganda-que-ver-carret
Vida en las carreteras de Uganda. Gente transportando bananas por doquier

Esta región presenta una extraordinaria diversidad de paisajes, desde enormes extensiones de sabana hasta elevadísimas cordilleras nevadas con picos de más de 5.000 metros de altura. Son los Montes Ruwenzori, también conocidos como “Montañas de la Luna”, ya descritas por antiguos exploradores griegos como lugar de nacimiento del río Nilo.

En la cordillera de Ruwenzori se encuentran unos 20 picos que superan los 4.500 msnm, algunos cubiertos con nieves perpetuas, a pesar de situarse en el Ecuador. El pico Margarita, con 5.109 msnm es el pico más alto de las Ruwenzori, y tercero más alto de África. Esta región es muy recomendable para los amantes de los trekkings.

Babuinos en la carretera, una imagen típica de Uganda

Finalmente llegamos al área de Kibale, donde hicimos noche. Nos alojamos en un pequeño Lodge “Isunga Lodge” propiedad de unos escoceses, situado en una posición elevada desde la que se contempla una panorámica de la región impresionante. Desde aquí se pueden ver extensiones inmensas de bosque tropical y montañas cubiertas de vegetación. Tenemos la suerte de poder ver la puesta de sol en tonos anaranjados, que maravilla…

Estuvimos solos en este Lodge, la sensación era que fuéramos los únicos seres vivos en el planeta Tierra. Nos sirvieron una cena excelente, muy elaborada y gustosa (sopa de calabaza, pollo paprika con arroz y vegetales y pastel de chocolate con naranja y helado de vainilla). Después de la cena estuvimos tomando una cerveza en una zona del jardín donde encendieron una fogata, fue un final de día fantástico.

Día 6. Parque Nacional Kibale - PN Queen Elizabeth (Área Canal de Kazinga)

Chimpancés en Kibale. Tuvimos una experiencia espectacular...

Esta mañana realizamos un rastreo por el Parque Nacional para ver chimpancés. Kibale alberga con 1.200 individuos, la población más numerosa de chimpancés de Uganda. Es también hábitat de más de trece especies de primates, 375 especies de aves y 350 especies de árboles.

Aquí también habitan mamíferos como elefantes, leopardos, búfalos e hipopótamos. Kibale es un espacio maravilloso para los amantes de la naturaleza y una de las mejores cosas que ver en Uganda en 10 días.

Kibale fue declarado parque nacional en 1993 y alberga 795 km2 de bosque tropical. Situado entre 1.100 y 1.590 metros de altitud, se encuentra prácticamente unido al parque nacional Queen Elisabeth.

Mira aquí como fue nuestra experiencia con los chimpancés en Kibale

El avistamiento de chimpancés, una de las mejores cosas que ver en Uganda

Finalizada la excursión para ver chimpancés en Kibale, nos dirigimos al Canal de Kazinga, que forma parte del parque nacional Queen Elizabeth. Este canal de 35 km une las aguas del Lago George con el Lago Edward. El safari en barca por el Canal de Kazinga es uno de los más espectaculares que se pueden hacer en Uganda.

Sus riberas se mantienen vírgenes y están plagadas de fauna salvaje. Allí acuden a beber y bañarse durante todo el día manadas de elefantes, búfalos y todo tipo de fauna, que se junta con hipopótamos y cocodrilos, que ocupan permanentemente sus orillas menos profundas. También es habitual ver águilas en las copas de los árboles y al martín pescador capturando peces.

Safari en el Canal de Kazinga, ¡una sorpresa mayúscula!

Día 7. Parque Nacional Queen Elizabeth (Lagos de cráter - Área Ishasha) –
Parque Nacional Bwindi

Antes de iniciar el safari por el parque nacional Queen Elizabeth, fuimos a ver un cráter gemelo, es decir, dos cráteres que se formaron juntos, el lago Katinda y el lago Mirambi. Ambos son, hoy en día, lagos, así que las panorámicas son espectaculares.

Cráter de lago gemelos, paisajes nunca vistos...

Estos lagos se formaron hace unos 10.000 años, cuando tuvo lugar en esta región una intensa actividad volcánica que configuró gran parte del paisaje de lo que actualmente es la Uganda occidental. Estos lagos se encuentran desde Fort Portal hasta el parque nacional de Queen Elizabeth, pero la mayor concentración se encuentra en la región de Kasenda, entre las estribaciones de las Ruwenzori y el bosque de Kibale, con unos sesenta impresionantes lagos volcánicos que dan refugio a múltiples especies de aves y otros animales.

El parque nacional Queen Elizabeth es el más grande de Uganda, con unos 2.000 km2. Está situado en el Ecuador y al fondo del Rift Valley, lo que hace que las temperaturas aquí siempre sean elevadas.

Este parque está clasificado por la Unesco como Reserva Mundial de la Biosfera y alberga múltiples hábitats; sabana, bosques, ríos, cráteres volcánicos, lagos, etc. Muchos lo llaman el “Serengeti de Uganda y ciertamente, lo parece, pero a nivel de fauna, el Queen Elisabeth fue dramáticamente mermado durante los años de las dictaduras de Obote y Amin. Hoy en día se ha recuperado un poco, pero sorprende ver esas extensiones fantásticas sin grandes manadas de ñus y cebras, como en el Serengeti tanzano o Masai Mara en Kenia.

safari-uganda-queen-elisabeth-hiena-impala
Safari en el Parque Nacional Queen Elizabeth, una decepción...

Especies animales que podremos encontrar en Queen Elizabeth son; elefantes, búfalos, cobas de Uganda, hienas, leopardos, babuinos, etc. También chimpancés en la Garganta Kyambura. Pero los reyes del parque son sin duda, los leones trepadores de árboles (sicomoros), que se suelen ver en la zona sur del parque, en Ishasha.

safari-uganda-queen-elisabeth-picnic
Picnic campestre en plena sabana africana

Tras nuestro game drive en el parque Queen Elizabeth, nos dirigimos por la Uganda rural hasta las puertas del parque nacional Bwindi. El trayecto es largo, pero transcurre por el interior de este maravilloso país, transitando buena parte por carreteras asfaltadas, pero también por carreteras de tierra arcillosas de color rojizo. Durante el viaje se pueden contemplar paisajes montañosos muy verdes, exuberantes de vegetación, campos de té y poblaciones muy humildes. Hicimos varias paradas para tener un breve contacto con los niños y gente que deambulaba por allí, nos compramos banana seca y cacahuetes para saciar nuestra hambre.

viaje-uganda-orfanato-carretera-pista
Los paisajes, uno de los highlight del viaje por Uganda

Durante este trayecto paramos en Ruhija, esta fue una parada que nos emocionó mucho a todos. Fuimos a ver el orfanato de “Happy” (oficialmente llamado Ruhija Community Little Angels Orphanage). Happy, la activista ugandesa que montó este orfanato nos enseñó las precarias instalaciones y nos explicó la labor que hacía con estos niños, básicamente les enseñaba a leer y escribir y les proporcionaba un ambiente familiar. Seguidamente bajamos a una especie de jardín donde nos estaban esperando unos 100 niños, casi todos vestidos de uniforme, esto siempre me ha llamado la atención de ver en lo más profundo de África, indudablemente es influencia inglesa… El grupo se puso a cantar y bailar de forma muy rítmica para darnos la bienvenida. Una niña llevaba la voz cantante y los demás le seguían, fue fantástico, ¡ritmo puro africano! Entre los niños hubo uno que se puso un jersey negro por la cabeza, una careta y se agachó, adoptando el aspecto de un gorila, me pareció un disfraz muy original. Eso me recordó que estábamos en la región de los gorilas de montaña.

A pesar de las duras condiciones en las que vivían estos niños, se les veía felices. Todos sonreían, cantaban y bailaban con ganas. Los niños no necesitan grandes lujos, sino cariño y compañía.

Finalizamos la visita ofreciendo unos donativos a Happy para que pudiera invertirlos en su orfanato.

Continuamos ruta hasta Bwindi. Esa noche nos alojamos en el Four Gorillas Lodge, un magnífico hotel, quizás el mejor del viaje, situado en la sección sur de Bwindi, en Rubuguri – Rushaga, a las puertas del parque.

Este Lodge es nuevo, se abrió en 2019 y nos dieron una cena excelente. Desde las terrazas se podía ver el denso bosque tropical, con enromes hojas bananeras, estábamos en el hábitat natural del gorila… al llegar a nuestra habitación, nos encontramos con bolsitas de agua caliente en nuestras camas…

Día 8. Parque Nacional Bwindi Impenetrable Forest – Lago Bunyonyi

viaje-uganda-gorilas-bwindi-listos-tracking
Listos para el tracking de los gorilas en Bwindi, aún no sabíamos lo que se nos venía encima...

Esta mañana íbamos a ver a los gorilas de montaña, el gran reclamo de Uganda y uno de los avistamientos de fauna más espectaculares que se pueden hacer actualmente en nuestro planeta. La expectación era máxima por nuestra parte.

El Bosque Impenetrable de Bwindi (“Bwindi” en luganda significa impenetrable) es una autentica selva tropical húmeda. Situada entre 1.160 y 2.600 metros de altitud, aquí hay unas precipitaciones anuales de 2.400 mm. En las montañas de Bwindi nacen cinco grandes ríos que nutren de agua al Lago Edward.

Bwindi tiene 330 km2 y se extiende en una profunda falla formada por empinadas laderas y húmedos valles que componen el límite del rift Albertino.

Bwindi fue declarado Reserva Forestal en 1942 y, al igual que Mgahinga, se convirtió en parque nacional en 1991. En 1994 Bwindi fue declarado Patrimonio de la Humanidad Unesco.

Bwindi es una de las reservas con mayor biodiversidad de nuestro planeta. Es hábitat de más de 400 plantas, 350 especies de aves, 57 especies de reptiles, 200 clases de mariposas. Muchas de estas especies son endémicas del rift Albertino.

Entre los mamíferos, habitan 120 especies, entre ellas; 11 tipos de primates, 6 especies de antílopes, el elefante de bosque (más pequeño que el de sabana), etc.

Gorila de montaña comindo bambú en un momento de tranquilidad

Los gorilas de montaña son sin duda, los reyes de Bwindi y uno de los principales atractivos que ver en Uganda. Aquí habita casi la mitad de la población mundial de esta especie y, por lo tanto, es uno de los mejores lugares para avistar a este simio tan espectacular en su hábitat natural.

Bwindi está dividido en varios sectores; Buhoma, al norte, es el centro más importante y desde donde comienzan la mayoría de los tracks. Debido a la habilitación de más grupos de gorilas, se han abierto nuevos puntos de inicio de tracks, como Ruhija, en la parte central y Nkuringo y Rushaga en la parte sur del parque.

El avistamiento de gorilas de montaña es el objetivo principal de toda persona que viaja por Uganda. Actualmente Bwindi tiene 16 grupos de gorilas acostumbrados a la presencia humana; 6 en Rushaga, 3 en Buhoma, 3 en Nkurigo y 4 en Ruhija. Hay más grupos en proceso de habituación. Estos grupos son los que se permiten visitar de forma controlada y creedme que la experiencia es impresionante y super recomendable.

Nosotros estuvimos en la zona de Rushaga y nos tocó ver a un grupo llamado “Bikingi”.

Mira aquí como fue nuestro encuentro con los gorilas en Bwindi Impenetrable

Una experiencia imprescindible en tu safari por Uganda

Una vez finalizado el tracking de los gorilas, nos hemos puesto en marcha hacia el Lago Buyonyi. El paisaje es esplendido, como durante todo el viaje, un trayecto por carreteras rurales llenas de gente, sencillos poblados, animales… Ana no ha dejado de endulzar a los pequeños ugandeses, parecíamos los Reyes Magos.

Finalmente hemos llegado en una barquita, al hotel del Lago Buyonyi. Nuestros compañeros de viaje nos esperaban desde hacía 4 horas, sus grupos de gorilas estaban mucho más asequibles. Han podido ver gorilas más fácilmente. Y es que cuando se trata de fauna, nunca se sabe cómo, ni cuándo se podrá ver…

Embarcadero en el Lago Bunyonyi

El Lago Bunyonyi se formó hace unos 10.000 años y es de origen volcánico. Tiene 60 km2, pero sus marismas y humedales triplican la extensión de su ecosistema. El lago Bunyonyi está rodeado de colinas y se sitúa a 1.960 metros de altitud. Tiene más de 30 islas, algunas de ellas privadas.

El lago Bunyonyi es el más profundo de Uganda con 900 metros, y el segundo de Africa tras el Lago Tanganyika de Tanzania. Curiosamente, en sus aguas habitan pocas especies de peces, entre ellas la tilapia y el bagre africano, pero hay muchos cangrejos de río.

El lago Bunyonyi es un paraíso de las aves, habitan más de 200 especies, entre ellas el tejedor. De hecho, Bunyonyi significa “el lugar de los pequeños pájaros”.

Hoy en día el Lago Bunyonyi es un destino ideal para relajarse unos días después de las emociones acumuladas por el avistamiento de tantos animales. En la ribera del lago se han montado muchos alojamientos tipo Lodge muy atractivos. Nosotros nos alojamos esa noche en el Lake Bunyonyi Rock Resort. Estuvimos en la terracita que da al lago, con una fogata, contemplando el cielo estrellado y alucinando con lo que habíamos experimentado aquel día en Bwindi.

Día 9. Lago Bunyonyi – Línea del Ecuador - Parque Nacional Lago Mburo – Entebbe

El día de hoy ha transcurrido casi todo en la carretera, debíamos llegar a Entebbe antes de las 6 de la tarde para hacernos una PCR para el vuelo de regreso.

La carretera en Uganda ha sido una de las grandes sorpresas del viaje. Es un atractivo fantástico, no solo por su precioso paisaje sino por la vida que se desarrolla en los bordes, constantemente se ven escenas cotidianas africanas que recuerdan a la vida sencilla y real que llevábamos hace 70 años en nuestro país.

Hemos visto varias veces durante nuestro viaje rebaños de vacas de “ankole”, son estas que tienen los cuernos tan grandes y puntiagudos, uno ce los animales más curiosos que ver en Uganda. Solo verlas me dan un poco de lastima, tener que cargar toda tu vida con semejantes trastos en la cabeza no ha de ser muy cómodo…

viaje-uganda-vaca-ankole-1
Vacas de angkole cruzando la carretera

Nuestro coche se ha quedado tirado por un problema de carburación de gasolina, justo delante de un puestecito de aguacates. Toni ha comprado 6 ejemplares magníficos por 1€!!!! Aunque le podrían haber salido más baratos si los hubiera cogido directamente del árbol que daba sombra a ese puestecillo.

La organización ha funcionado perfectamente, en 20 min nos han enviado un coche de recambio y hemos seguido la ruta.

Hemos parado a comer justo en el punto de la línea del Ecuador, donde hemos pasado del hemisferio sur al norte. Hay aquí una escultura en forma de globo que conmemora ese hecho. Todos nos hemos hecho una foto en este punto, siempre es emocionante pasar de un lado del planeta al otro.

viaje-uganda-ecuador
Entre el hemisferio norte y el hemisferio sur. Mis constantes vitales trontollaban...

La ruta ha transcurrido durante un rato por los límites del parque nacional del Lago Mburo, pero nosotros, por falta de tiempo no lo hemos podido visitar.

El parque nacional del Lago Mburo es el más pequeño de Uganda con 370 km2 y el más cercano a Kampala. Su altitud media oscila entre los 1.220 y los 1830 m. Una cuarta parte de su territorio está compuesta por humedales y lagos, el mayor de los cuales es el lago Mburo. El resto del parque es sabana arbolada, cañones y estribaciones rocosas.

La historia contemporánea del Lago Mburo es tumultuosa. En los años de la guerra civil entre Obote y Museveni se practicó la caza furtiva intensiva y esquilmó de manera dramática la fauna salvaje de la zona. Con los años se han ido reintroduciendo especies como la jirafa de Rothschild y el león. Actualmente se pueden ver cebras de Burchell, el lago Mburo es uno de los pocos espacios donde se pueden ver cebras en Uganda. También se pueden avistar leopardos e impalas (también es uno de los pocos sitios de Uganda donde se puede ver a este elegante antílope), cobas de Uganda, oribís, topis, elands, hienas, hipopótamos, búfalos, jabalís, monos, mangostas, cocodrilos, etc.

Ana repartiendo caramelos a los niños mientras nos arreglaban la rueda del coche.

Finalmente hemos llegado a Entebbe. El resto de la tarde lo hemos pasado tranquilamente en el hotelito. Un médico ha venido a hacernos la PCR a todos. Hemos cenado en el jardín del alojamiento bajo la luz de los quinques.

Día 10. Excursión en busca del picozapato en las marismas de Mabamba -
Vuelo internacional de regreso

viaje-uganda-picozapato-mabamba-5
El vuelo del picozapato, un ave de aspecto prehistórico

Esta mañana hemos realizado la excursión en busca del “picozapato”, una de las cosas más interesantes que ver en Uganda. Normalmente esta actividad se hace el primer día en Entebbe, pero nosotros lo dejamos para el último día porque necesitábamos 24 horas de margen para recibir los resultados de la PCR.

Esa noche hicimos una cena de despedida en un restaurante bastante bueno de Entebbe, donde nos dieron los resultados, ¡todos negativos! De la PCR. Seguidamente nos llevaron al aeropuerto donde tomamos el vuelo internacional de regreso a Barcelona (vía Estambul)

Día 11. Vuelo de conexión y llegada a Barcelona

Vuelo de conexión. Llegada a Barcelona y fin del viaje.

Mapa de nuestro viaje por Uganda